lunes, 5 de marzo de 2007

Etapa final de construcción de replica Goleta Ancud

Zarpará desde Ancud a Punta Arenas
En etapa final, construcción de réplica de goleta Ancud que repetirá histórico viaje


Por María de la Luz Lobo

En Chiloé se termina la construcción de una nueva goleta Ancud. Esta vez es una réplica exacta del pequeño barco construido por chilotes en 1843 para transportar 22 tripulantes en la riesgosa travesía por mares australes que permitió tomar posesión territorial del estrecho de Magallanes, fundar el Fuerte Bulnes y establecer el primer asentamiento humano con colonos chilotes en la región. Ese puñado de hombres, mujeres y niños, más algunos animales y aves de corral, surcaron durante cuatro meses los mares y climas más inhóspitos del planeta, sin conocimiento acabado de la geografía de la zona, empeñados en cumplir las órdenes del Presidente Bulnes de asentar soberanía sobre el estrecho y fundar, además, poblaciones permanentes que aseguraran la posesión del territorio para Chile.
Héroes aclamados en su tiempo, hoy la gesta de la goleta Ancud y sus valerosos tripulantes está casi olvidada en los anales históricos. Y a ellos se debe la posesión de Magallanes, que duplicó el territorio chileno existente en la época; la fundación de Punta Arenas y el comienzo del poblamiento de esa vasta región que se ha convertido en una de las más prósperas y visitadas del país.
La segunda goleta Ancud, construida con fidelidad a los planos y materiales del barquito histórico, pretende rescatar del olvido esa hazaña náutica encabezada por el capitán Juan Williams y protagonizada por chilotes, en un esfuerzo por revivir la travesía que entonces se realizó a riesgo de sus vidas. Es un homenaje a esos héroes que cumplieron el sueño de Bernardo O’Higgins de establecer la jurisdicción chilena en el estrecho de Magallanes.
El Proyecto-Patagonia, que ahora culmina la construcción y navegación de la réplica, cuenta con el patrocinio de autoridades de gobierno nacionales y regionales, la Armada de Chile, el Patrimonio Cultural de Chile, organizaciones culturales y náuticas de las regiones involucradas, historiadores y el sector privado.

Zarpará el 22 de mayo

La intendenta de Magallanes, Eugenia Mancilla, y el armador de la copia de la goleta Ancud, Jaime Vogel, se reunieron recientemente para revisar distintas etapas del proyecto, como el itinerario que seguirá la embarcación, su salida desde Chiloé y llegada a Punta Arenas, con el objeto de organizar las ceremonias y actos de su recepción en la zona. La nueva goleta Ancud zarpará de esa ciudad chilota en la misma fecha que lo hizo la primera en 1843, el 22 de mayo próximo, para recalar el 21 de septiembre en la antigua Punta Santa Ana, cerca del Fuerte Bulnes, de la misma manera como lo hicieran aquellos “victoriosos” chilotes del siglo XIX.
Por su parte el alcalde de Punta Arenas, Juan Morano, comprometió la participación del municipio para otorgar realce a los festejos de recepción de la réplica de la goleta Ancud, mediante la amplia difusión del acontecimiento en la población, la presencia de personas vestidas a la usanza de la época, que recibirán a la tripulación del barco, como también la contratación de artistas y mimos que ofrecerán espectáculos callejeros.
La réplica de la goleta Ancud ha sido construida con maderas, técnicas de la época y mano de obra de artesanos de Chiloé, repitiendo lo sucedido hace 164 años con aquella que realizó la travesía marítima como nave de guerra, la primera construida en el país. Cumplían entonces las órdenes del Presidente Manuel Bulnes de hacer realidad el sueño de O’Higgins sobre el necesario asentamiento de la jurisdicción chilena en Magallanes y adelantarse a las pretensiones territoriales francesas sobre el estrecho.
Al día siguiente de la llegada a Punta Santa Ana de los chilenos, al mando del marino Juan Williams, secundado por el naturalista y geógrafo alemán Bernardo Philippi, la nave de guerra francesa “Phaeton” arribó al mismo sitio con la intención de tomar posesión territorial. Ya flameaba la bandera chilena en lo alto del mirador donde hoy se emplaza el Fuerte Bulnes. La firmeza del capitán Juan Williams para defender la soberanía chilena establecida sólo el día anterior, movió a desistir de sus propósitos a los franceses.

Será museo itinerante

Esta vez la réplica de la memorable goleta Ancud recorrerá el mismo trayecto de los heroicos primeros navegantes chilotes entre Chiloé y Punta Arenas, también durante el período invernal, capitaneada por su armador, Jaime Vogel. Este navegante y profundo conocedor de la historia y tradiciones chilotas comenzó la construcción de la nueva goleta Ancud debido a que soñó que lo haría como culminación de su vida, admirado por la valentía y determinación de esos primeros navegantes que abrieron el camino hacia la colonización del lejano territorio del Estrecho. La réplica, una vez completado su viaje a Punta Arenas, se convertirá en un museo itinerante.
La nueva goleta está siendo equipada con instrumentos de navegación y comunicación modernos. La actual tripulación estará integrada por prácticos de la Marina, por voluntarios y colaboradores del proyecto. Interesados contactar con